Martes, 11 de Agosto 2020
Sección de suscriptores(as) Identificación Contraseña
HAITÍ
Catástrofe empeora crisis humanitaria
Noticias Aliadas
18/10/2016
Envíe un comentario Imprima el texto de esta página

Paso de huracán Matthew agrava situación del país más pobre del continente y lo pone al borde de un nuevo colapso.

El cólera y el hambre nuevamente acechan a Haití. Esta nación caribeña de 10.9 millones de habitantes no se había recuperado aún del terremoto que devastó el país en enero del 2010, cuando el 4 de octubre el huracán Matthew volvió a causar una enorme destrucción, con mayor intensidad en la región suroccidental.

La Dirección de Protección Civil calcula que Matthew, que alcanzó la categoría IV con vientos de hasta 260 km por hora, dejó alrededor de 1,000 muertos y más de 750,000 damnificados, a lo cual se suma la amenaza de un rebrote del cólera.

El presidente interino Jocelerme Privert declaró tres días de luto y advirtió que el país corre el riesgo de sufrir “una hambruna real”. A su vez, Naciones Unidas solicitó a la comunidad internacional la donación urgente de US$119 millones para auxiliar a los damnificados, así como para brindar alimentos, agua potable y refugio.

El secretario general de las Naciones Unidas, Ban Ki-moon hizo un llamado a la comunidad internacional “para que muestre solidaridad y generosidad y a trabajar juntos en una respuesta efectiva a esta emergencia”.

La Oficina de Coordinación de Asuntos Humanitarios (OCHA) de las Naciones Unidas señaló que más de 1.4 millones de haitianos requieren algún tipo de ayuda. Además, unas 300 escuelas resultaron afectadas total y parcialmente.

“Hoy al menos 100,000 niños no van a poder disfrutar de la alegría, la seguridad y la estimulación que significa estar en la escuela”, dijo Jean Metenier, representante adjunto en Haití del Fondo para la Infancia de las Naciones Unidas (UNICEF). “Necesitamos hacer lo necesario para que regresen a clases tan pronto como sea posible. El huracán Matthew se llevó sus escuelas, sus hogares y sus libros de texto, no debe llevarse también sus esperanzas”.

El riesgo de un nuevo brote de cólera ha hecho activar las alarmas. La prioridad de las autoridades es llegar a las localidades más afectadas para evitar la propagación del cólera que tras el terremoto del 2010 causó la muerte de unas 10,000 personas. Entre enero y setiembre de este año se han registrado 30,000 casos de cólera, según cifras de la Organización Mundial de la Salud.

Crisis política
La catástrofe se produce en medio de una crisis política que no ha permitido que sea elegido el nuevo presidente en reemplazo de Michel Martelly (2011-2016), quien el 7 de febrero entregó el cargo al finalizar su mandato, de acuerdo con la Constitución. Fue reemplazado interinamente por Privert.

En la primera vuelta, realizada el 25 de octubre del 2015, los candidatos más votados fueron Jovenel Moïse, del Partido Haitiano Tèt Kale (Cabezas Calvas), del expresidente Martelly, quien obtuvo 33% de los votos, seguido por Jude Celestin, de la Liga Alternativa por el Progreso y la Emancipación Haitiana, con 25% de la votación.

Sin embargo, la segunda ronda, inicialmente programada para el 27 de diciembre del 2015, fue postergada tres veces debido a acusaciones de fraude por parte de la oposición. Finalmente, las elecciones fueron anuladas el 5 de junio y se convocó a nuevos comicios presidenciales y legislativos para el 9 de octubre. Además de Moïse y Celestin, otros 22 candidatos postulan para la presidencia. Una segunda vuelta se programó para el 8 de enero del 2017 en caso que ninguna de las fórmulas presidenciales superara el 50% de los votos.

Tras el desastre climático, el Consejo Electoral Provisional (CEP) anunció el 5 de octubre que las elecciones se suspenderían provisionalmente debido a que no había condiciones para su realización.

En un comunicado, el CEP informó que “la destrucción de infraestructura vial, la movilización paralela de agentes de la Policía haitiana en el contexto de nuevas situaciones de emergencia, interrumpieron su despliegue y el traslado de los convoyes con material electoral. En el sur de la península muchas escuelas públicas que debían albergar a los centros de votación se están utilizando en algunos casos como refugios temporales. En otros casos, [las escuelas] han sido gravemente dañadas o no pueden funcionar debido a que perdieron sus techos por la violencia del huracán”.

De acuerdo con cifras de Naciones Unidas, 50% de la población haitiana vive en situación de pobreza y 20% en pobreza extrema; 62,600 desplazados viven en campamentos provisionales desde el terremoto del 2010 y medio millón de personas están altamente expuestas a desastres naturales. —Noticias Aliadas.


Compartir
Noticias Relacionadas
Noticias Aliadas / Latinamerica Press
Información y análisis independientes de libre reproducción mencionando la fuente.
Contáctenos a: (511) 7213345
Dirección: Jr. Daniel Alcides Carrión 866, 2do. piso, Magdalena del Mar, Lima 17, Perú
Correo: webcoal@comunicacionesaliadas.org