Martes, 11 de Agosto 2020
Sección de suscriptores(as) Identificación Contraseña
PERÚ
Tribunal absuelve a acusada de trata de personas
Noticias Aliadas
29/09/2016
Envíe un comentario Imprima el texto de esta página

Fallo es considerado como un precedente nefasto que facilita la impunidad de quienes se dedican a la explotación sexual.

Una sentencia de la Sala Penal de la Corte Suprema ratificó la absolución a la propietaria de un bar en una zona de minería ilegal que contrataba adolescentes para acompañar a los clientes a consumir alcohol y eventualmente tener relaciones sexuales con ellos.

En el 2008, según la acusación de la Fiscalía, Elsa Cjuno Huillca llevó a una niña de 14 años a trabajar diariamente en su bar desde las 10:00 am a las 11:00 pm en lo que se conoce como “dama de compañía”. El Ministerio Público presentó una denuncia contra Cjuno Huillca por el delito de trata de personas en agravio de la menor, pero en el 2014, un tribunal del departamento oriental de Madre de Dios absolvió a la acusada bajo el argumento que ella desconocía que estaba realizando un delito pese a que la agraviada había declarado que su trabajo “consistía en acompañar al que toma” y que no conocía cuál era su sueldo porque por cada trago se le entregaba una ficha, y la ganancia dependía del número de fichas que obtenía.

Además la adolescente afirmó que la dueña del bar le dijo que hiciera “pases”, es decir, que tuviera relaciones sexuales con los clientes por las que le pagarían un gramo de oro.

Tras el fallo del tribunal de Madre de Dios, la Fiscalía presentó un recurso de nulidad que debía ser resuelto por la Sala Penal de la Corte Suprema, bajo la presidencia del juez Javier Villa Stein, en la cual señalaba que el delito de trata de personas bajo explotación sexual y laboral “resulta un hecho probado, correspondiendo declarar la nulidad de la sentencia”.

Sin embargo, Villa Stein y los otros cuatro magistrados que conforman la Sala Penal desestimaron el recurso de nulidad señalando que “el hacer de dama de compañía, y entendida esta como una persona que simplemente bebe con los clientes sin tener que realizar ninguna otra actividad, no se presenta como una labor que vaya a agotar la fuerza de la trabajadora” y que tener relaciones sexuales con los clientes “no fue la intención primigenia por la cual fue a trabajar al bar, sino que en una oportunidad la procesada le sugirió que lo haga. De allí que este fue un evento aislado y no la razón por la que la procesada habría llevado a la menor a trabajar al bar”.

“Para que configure delito de trata por explotación sexual, esta tiene que ser la razón por la cual se traslada o capta a la menor desde un inicio”, señala el fallo de la Sala Penal.

Víctimas desprotegidas

Aunque el fallo fue emitido en enero del 2016, recién se conoció a principios de setiembre tras denuncias por las redes sociales. El Ministerio de la Mujer y Poblaciones Vulnerables (MIMP) ha calificado la sentencia como “peligrosa y lamentable” y que contiene elementos que vulneran los derechos fundamentales.

“Los argumentos para exculpar a la procesada, contenidos en el fallo judicial, establecen un precedente nocivo para abordar casos de trata con fines de explotación sexual o laboral de niñas, niños y adolescentes en el futuro, al exigir como condición para acusar a la tratante que esta haya hecho explícita esta voluntad a la víctima”, señala el MIMP en un comunicado. “Es un precedente de impunidad en hechos similares y posteriores en los cuales los y las tratantes no tendrían ningún tipo de sanción, desprotegiendo así a las niñas, niños y adolescentes de nuestro país”.

Para Carmen Barrantes, abogada e investigadora de la organización humanitaria Terre des Hommes Suisse, el fallo legitima la trata porque “a ninguna de las niñas de Cusco o Huancavelica que captan para trabajar en los bares les dicen que va a ser explotada sexualmente; eso no sucede en ningún lugar del mundo”.

“A estas chicas les ofrecen trabajar como meseras o cajeras, nunca les dicen que van a ser damas de compañía o que tendrán que beber licor; eso viene después cuando ya no se pueden negar”, dijo al diario La República, agregando que el fallo desconoce la legislación peruana y los tratados internacionales contra la trata de personas. “La ley dice que sólo con captar a una persona se comete delito de trata de personas”.

Por lo pronto, el Consejo Nacional de la Magistratura —instancia encargada de la selección, nombramiento, evaluación, ratificación y destitución de jueces y fiscales en el Perú— anunció que se ha abierto una investigación contra los magistrados que emitieron el fallo.

Según la fundación australiana Walk Free, dedicada a luchar contra la esclavitud moderna, el Perú es el tercer país de América Latina, después de México y Colombia, con mayor número de víctimas de trata. Entre enero y setiembre de este año, la Policía Nacional registró 243 denuncias de trata, lo que permitió que se rescatara a 957 víctimas, de las cuales 919 fueron mujeres y 115 fueron niñas, niños y adolescentes.
—Noticias Aliadas.


Compartir
Noticias Aliadas / Latinamerica Press
Información y análisis independientes de libre reproducción mencionando la fuente.
Contáctenos a: (511) 7213345
Dirección: Jr. Daniel Alcides Carrión 866, 2do. piso, Magdalena del Mar, Lima 17, Perú
Correo: webcoal@comunicacionesaliadas.org