Martes, 11 de Agosto 2020
Sección de suscriptores(as) Identificación Contraseña
PARAGUAY
Ocho militares mueren en atentado
Noticias Aliadas
09/09/2016
Envíe un comentario Imprima el texto de esta página

Autoridades atribuyen a grupo subversivo haber colocado explosivos en ruta por donde debía pasar patrulla.

Una emboscada contra una patrulla militar perpetrada el 27 de agosto en la localidad de Arroyito, departamento de Concepción, a 500 km al norte de Asunción, la capital, dejó ocho efectivos muertos. El ataque habría sido realizado por un comando del Ejército del Pueblo Paraguayo (EPP), grupo subversivo que inició sus actividades armadas en el 2008.

Según la versión oficial, explosivos colocados en el camino hicieron estallar el vehículo donde se trasladaban los oficiales pertenecientes a la Fuerza de Tarea Conjunta (FTC) conformada por efectivos militares y policiales, creada por el gobierno del presidente Horacio Cartes en el 2013 para combatir al EPP. Los sobrevivientes que intentaron salir del vehículo fueron acribillados.

El ministro del Interior Francisco de Vargas manifestó que fueron colocados explosivos “en el camino por donde debía transitar la patrulla de rutina. Por la forma de actuar creemos que se trata de un ataque del EPP”.

El EPP es un grupo armado marxista-leninista cuya primera acción en marzo del 2008 fue incendiar la maquinaria de una finca sojera. A fines de ese año atacó un cuartel militar en San Pedro robando las armas. En abril del 2009 el grupo se atribuyó la colocación de una bomba en el Palacio de Justicia que logró ser desactivada.

La organización también es responsable de varios secuestros, incluyendo dos ganaderos cuyas familias pagaron cuantiosas sumas por su liberación. Varios militantes del EPP fueron capturados en setiembre del 2010, incluyendo el líder de la agrupación, Alcides Oviedo Brítez, tras un enfrentamiento con la Policía en Concepción.

El 21 de setiembre del 2011, supuestos integrantes del EPP abrieron fuego contra una comisaría en la localidad de Horqueta, en Concepción, resultando heridos dos policías que se encontraban de guardia. Tres semanas después se produjo un nuevo ataque contra la misma comisaría que dejó un efectivo herido. Desde el 2014 el EPP mantiene en cautiverio al suboficial de la Policía Edelio Morínigo.

Víctimas de la violencia
El EPP, que no ha reivindicado el reciente ataque, opera en zonas aisladas de los departamentos de Concepción y San Pedro, cerca de la frontera con Brasil, con escasa presencia del Estado. Informes periodísticos sostienen que se trata de un centenar de combatientes con acceso a recursos económicos, armas y explosivos.

Según Vicente Rodríguez, gobernador del departamento de San Pedro, los integrantes del EPP, para evitar ser detectados, “se presentan como agricultores. Ellos se mezclan entre la población, por eso resulta difícil encontrarlos”.

Tras el atentado, pobladores de Arroyito, donde viven unas 800 familias, rechazaron que las autoridades los vinculen con el EPP.

En entrevista con el canal televisivo Telefuturo, el sacerdote José Zabala, que trabaja en Arroyito, señaló que “ese es el concepto que se tiene. Últimamente el ministro del Interior, Francisco de Vargas, viene diciendo que toda la gente que estamos acá formamos parte como logística de este grupo” y negó en forma contundente que los pobladores sean parte del EPP.

“La mayoría de la población son personas humildes y trabajadoras que también son víctimas de la violencia y las necesidades”, dijo Zabala, a la vez que denunció el abandono por parte del Estado que sufre la zona, como falta de caminos, escuelas y puestos de salud.

Sectores opositores consideran que en los tres años de gobierno del presidente Cartes no se han producido avances dirigidos a desactivar al grupo armado.

Horacio Galeano, experto en temas militares, señaló en entrevista con radio Monumental, de Asunción, que es necesario replantear el trabajo de la FTC, fortaleciendo las tropas militares en esos departamentos y poniendo en funcionamiento un grupo táctico de inteligencia.

Las autoridades anunciaron que el FTC continuará con su trabajo y que reforzará la seguridad en la zona con presencia del EPP. Además, se profundizará la ejecución de programas de ayuda a los campesinos, dirigidos a combatir la pobreza. —Noticias Aliadas.


Compartir
Noticias Relacionadas
Noticias Aliadas / Latinamerica Press
Información y análisis independientes de libre reproducción mencionando la fuente.
Contáctenos a: (511) 7213345
Dirección: Jr. Daniel Alcides Carrión 866, 2do. piso, Magdalena del Mar, Lima 17, Perú
Correo: webcoal@comunicacionesaliadas.org