Sᢡdo, 19 de Octubre, 2019
Sección de suscriptores(as) Identificación Contraseña
URUGUAY
Histórica primera cosecha de marihuana legal
Noticias Aliadas
14/07/2016
Envíe un comentario Imprima el texto de esta página

Con la cosecha de la primera plantación legal de marihuana, continúa la aplicación de la ley sobre su consumo.

Uruguay empezará a producir marihuana legalmente, anunció a mediados de junio Juan Andrés Roballo, presidente de la Junta Nacional de Drogas (JND).

“Pronto va a estar la primera cosecha [de marihuana] de las empresas adjudicatarias”, aquellas que tienen autorización para llevar a cabo la plantación, precisó Roballo. Después de la cosecha, vendrán las demás etapas del proceso, como el secado y el curado, con el fin de que lleguen a las farmacias autorizadas en envases de 5 y 10 gramos.

Esta cosecha es un escalón más en la aplicación de la Ley 19.172 aprobada por ambas cámaras del Poder Legislativo uruguayo en el 2013, y promulgada por el gobierno del presidente  José Mujica (2010-2015) el 24 de diciembre de ese mismo año, que declara legal la venta del cannabis. Dicha ley dispone, entre otros puntos, el establecimiento de un registro de consumidores, la creación del  Instituto de Regulación y Control del Cannabis que tiene como función regular las actividades de plantación, cultivo, cosecha, producción, elaboración, acopio, distribución y expendio de cannabis,  además de fiscalizar el cumplimiento de las disposiciones de la ley y aplicar las sanciones por infracciones a esta ley.

El actual gobierno del presidente uruguayo Tabaré Vázquez estableció que la marihuana legal se vendería en las farmacias que hicieran una “manifestación de voluntad”, como señaló el secretario general de la JND, Milton Romani. Así, 50 farmacias, de las alrededor de 1,000 que se estima que hay en Uruguay, declararon su interés de venderla. Sin embargo, Romani fue más allá, y ante la crítica por el número reducido de puestos de venta, aseguró que “si las farmacias son un dolor de cabeza, venderemos por otros canales”, dando a entender que el gobierno estaría dispuesto a vender marihuana por fuera de las farmacias autorizadas.

Para poder adquirir hasta el máximo de 10 gramos por semana que dispone la ley, los usuarios requerirán estar inscritos en el registro oficial, ser mayores de edad, y ser ciudadanos uruguayos o extranjeros con un mínimo de dos años de residencia en el país.

Una legislación innovadora
Desde 1974 el consumo personal de drogas no estaba penalizado, pero sí su producción y comercialización. Sin embargo, estaba sujeto a la interpretación de un juez lo que se considerara cantidades en posesión “para consumo personal”.

Durante su gobierno, el presidente Jorge Batlle (2000-2005) había evocado la idea de abrir la legislación. “Mientras la droga tenga un valor comercial tan imponente, que de un precio mínimo que le pagan al productor se transforme al final en algo tan rentable, será un negocio tan bueno que se repetirá todos los años”, señaló a la prensa. Sin embargo, no fue sino hasta el gobierno de Mujica que se puso en práctica esta apertura legislativa.

En el 2009, el entonces candidato Mujica proponía una ley más restrictiva que diese potestad a las autoridades para internar a los drogodependientes, aun contra su voluntad, mientras que el candidato de la oposición y expresidente, Luis Alberto Lacalle (1990-95), proponía una mayor apertura a una eventual legalización de drogas blandas como mecanismo para recuperar adictos. Ese año, Mujica ganó las elecciones.

Tres años después, en el 2012, Mujica anunció que el gobierno enviaría al Parlamento el proyecto de ley para legalizar la venta de marihuana. “Tenemos la idea de mandar un mensaje con un proyecto de ley muy sencillo y genérico”, afirmó. El objetivo era el de generar un debate en toda la sociedad sobre un tema que afectaba la seguridad del país pues, según dijo, “la droga no [era] el problema más grave, sino el narcotráfico”. En efecto, según estadísticas nacionales, de los 9,000 presos en Uruguay, 3,000 son por cargos de tráfico de drogas.

La situación que se vive en Uruguay es inédita en el contexto latinoamericano. Ningún otro país ha llegado tan lejos en su legislación sobre la droga. Si bien en Colombia la Corte Suprema aprobó en el 2012 una ley que permitía a los habitantes de ese país consumir cinco gramos de marihuana para uso personal, el Congreso ha insistido en frenar cualquier tipo de legislación que dé legalidad al consumo de la misma. En Argentina, el consumo es legal siempre y cuando se realice en privado y de manera personal. En Chile es legal la producción regulada de cannabis con fines médicos y el autocultivo.  En México, el Tribunal Supremo aprobó en junio la legalización del cultivo y el uso de marihuana con fines personales y recreativos. —Noticias Aliadas.


Compartir

Bajo el gobierno del expresidente José Mujica se puso en manos del Estado la producción, distribución y comercialización de cannabis. / www.diarioveloz.com
Noticias Aliadas / Latinamerica Press
Información y análisis independientes de libre reproducción mencionando la fuente.
Contáctenos a: (511) 7213345
Dirección: Jr. Daniel Alcides Carrión 866, 2do. piso, Magdalena del Mar, Lima 17, Perú
Correo: webcoal@comunicacionesaliadas.org