Mié²£oles, 15 de Julio, 2020
Sección de suscriptores(as) Identificación Contraseña
PERÚ
“Se necesita un acuerdo que garantice un planeta vivo y sano”
Segundo Chuquipiondo
14/01/2016
Envíe un comentario Imprima el texto de esta página

Pueblos indígenas amazónicos presentan propuestas al acuerdo aprobado en la COP21 que será firmado el 22 de abril del 2016 en Nueva York.

Han transcurrido 20 años desde la primera conferencia de las partes de la Convención Marco de las Naciones Unidas sobre el Cambio Climático (COP) realizada en 1995 Berlín, Alemania, que nació con el objetivo de impedir que el ser humano altere de forma peligrosa el clima.
La COP21, llevada a cabo en París, Francia, del 30 de noviembre al 13 de diciembre, no sólo congregó a los representantes de los 195 países firmantes del acuerdo global, sino también a los pueblos indígenas organizados de todo el mundo que participaron por segundo año consecutivo de manera formal a través del denominado “Pabellón Indígena”, plataforma de comunicación e incidencia para que los pueblos originarios manifiesten sus alternativas de cara a la crisis climática.

La conferencia reconoció la categoría de pueblos indígenas y en el preámbulo del Acuerdo de París los derechos de los pueblos indígenas, así como su contribución desde sus bosques para reducir las emisiones de gases de efecto invernadero, el rol que desempeñan en la conservación de bosques y finalmente, toma en cuenta sus conocimientos tradicionales para  la adaptación al cambio climático y el intercambio de experiencias en materia de  mitigación y adaptación desde las comunidades.

Sin embargo, Henderson Rengifo, presidente de la Asociación Interétnica de Desarrollo de la Selva Peruana (AIDESEP) — que agrupa a las comunidades nativas amazónicas del Perú—, comentó que “para los pueblos indígenas queda un sin sabor el que hayan retirado del artículo 2 [del acuerdo final] el tema de derechos de los pueblos indígenas, aunque en el proceso se debe resaltar que poco a poco estamos siendo visibilizados e incluidos cada vez más en estas discusiones que nos afectan a todos”.

“Se necesita un acuerdo que garantice un planeta vivo y sano”, expresó Rengifo, en conferencia de prensa durante la COP. “Esperamos que el mundo nos escuche, ya que la humanidad hoy en día no se respeta a sí misma y tampoco respeta el lugar dónde vive que es la naturaleza, por eso, las propuestas que hemos traído a la COP21 pasan principalmente por asegurar nuestros territorios [bosques] para el beneficio de la humanidad”.

Propuestas indígenas amazónicas
La participación indígena fue masiva. Delegaciones de África, Ártico, Asia y América se dieron cita en la cumbre climática aunque no todos fueron acreditados para ingresar a la zona azul (sitio oficial). AIDESEP estuvo representada por 23 personas, incluyendo presidentes y técnicos de las nueve organizaciones regionales que integraron la delegación indígena peruana.

Los pueblos de la Amazonia peruana, como parte de una solicitud global indígena, propusieron incluir los derechos territoriales como garantía para frenar la crisis climática en el acuerdo global (carácter declarativo). Asimismo, plantearon fortalecer el manejo integral de bosques mediante la ampliación en 2 millones de hectáreas en el país del mecanismo de reducción de las emisiones derivadas de la deforestación y degradación de bosques, o REDD Indígena Amazónica; el Monitoreo, Reporte y Verificación Indígena (MRV-I), que desarrolla un sistema apoyado con la tecnología para la vigilancia y gobernanza territorial indígena; fondos climáticos para proyectos de desarrollo de poblaciones indígenas; implementación de los planes de adaptación de mujeres indígenas; y la organización de un Sistema de Información de Salvaguardas (SIS) para la reducción efectiva de Megadrivers (grandes  impulsores desarrollistas de deforestación).

Teresita Antazú, lideresa indígena del pueblo Yanesha que formó parte de la delegación de AIDESEP, explicó el efecto negativo que tiene el cambio climático en las comunidades.

 “En algunos lugares de la Amazonía hay mucha creciente del río que impide el crecimiento de lo que sembramos”, afirmó. “Es urgente desarrollar las capacidades de las mujeres indígenas para que ejerzan su liderazgo. Somos parte del territorio, sin él, no tenemos nada, por eso es que en esta COP se deben dar líneas de acción para que la adaptación se haga de forma efectiva y no sólo declarativa”.

¿Acuerdo vinculante?
El ministro del Ambiente del Perú, Manuel Pulgar Vidal, reconoció la necesidad de titular los territorios indígenas, lo que permitiría reducir la deforestación.

“El Perú se ha comprometido en sus contribuciones nacionales a reducir el carbono en 30% y para garantizar esta contribución, se debe poner en ejecución acciones como la titulación de tierras indígenas, frenar la deforestación, entre otras acciones”, explicó Pulgar Vidal.

Según el ministro, la suma de las contribuciones de todos los países firmantes dará como resultado el  porcentaje que se espera reducir realmente, teniendo en cuenta que ahora el compromiso establece mantener el incremento de la temperatura por debajo del 1.5°C al final del siglo.

“Este acuerdo universal legalmente vinculante está encaminado a una economía baja en carbono hacia la segunda mitad del siglo, además de ser considerado una acción histórica para revertir el cambio climático y sus consecuencias”, dijo Pulgar Vidal.

Pero lo cierto es que la reducción de emisiones de gases de efecto invernadero establecida en el Acuerdo de París será fijada por cada país, pero no será obligatoria.

El biólogo peruano Ernesto Ráez comentó en las redes sociales que “se necesita leer y reflexionar un montón, para sentir que uno entiende correctamente los alcances del Acuerdo de París. La conclusión se puede poner en cinco oraciones: El acuerdo propone no pasar de los 2ºC de calentamiento y tratar de quedar en máximo 1.5ºC. Además, propone que en algún momento al final del siglo (por ejemplo, el 2099), debemos alcanzar emisiones netas cero, pero el acuerdo no lo dice de esa manera simple”.

“El acuerdo reconoce que existe una enorme brecha entre los compromisos de los países para reducir sus emisiones y lo que se necesita para alcanzar los objetivos planteados”, agregó. “El acuerdo no contiene absolutamente ninguna medida ni obligación concreta de ningún país, ni empresa, ni de la economía mundial, para reducir efectivamente emisiones al nivel requerido, ni para que los peores emisores compensen a las víctimas de catástrofes climáticas. No se contempla sanciones contra nadie que incumpla con lo poco que fue acordado”.
—Noticias Aliadas.


Compartir

Luis Tayori, dirigente del pueblo harakmbut, en conferencia de prensa en la zona oficial de la cumbre climática. / Segundo Chuquipiondo
Noticias Relacionadas
Noticias Aliadas / Latinamerica Press
Información y análisis independientes de libre reproducción mencionando la fuente.
Contáctenos a: (511) 7213345
Dirección: Jr. Daniel Alcides Carrión 866, 2do. piso, Magdalena del Mar, Lima 17, Perú
Correo: webcoal@comunicacionesaliadas.org