Sᢡdo, 4 de Abril, 2020
Sección de suscriptores(as) Identificación Contraseña
CHILE
Pueblo mapuche demanda respeto a sus derechos
Fernando Valdivia Antisolis
25/11/2014
Envíe un comentario Imprima el texto de esta página

Representantes indígenas se niegan a ser despojados de sus territorios.

El municipio de Renaico, ubicado al sur de Chile, fue escenario del Segundo Simposio Internacional “Desarrollo Endógeno Mapuche”, encuentro de representantes de ese pueblo que se reunieron bajo el manto de la tristeza por el asesinato de José Quintriqueo, un activista por la devolución de tierras de su comunidad, Galvarino, acaecido el 1 de octubre en la localidad de Ercilla. Junto a varios mapuche, Quintriqueo inspeccionaba la laguna del Fundo Nilpe, ubicado a unos 5 km al sur de Galvarino, cuando un tractorista de nombre José Cañete Paredes, que al parecer recibía órdenes por radio, lo arrolló dos veces con su máquina.

El simposio, llevado a cabo del 10 al 12 de octubre, abordó tres grandes áreas temáticas: los mecanismos de la institucionalidad actual mapuche; lengua y educación en la sociedad y; desarrollo endógeno: hacia la autogestión.

En la primera jornada, diversos historiadores hicieron un recuento de la forma en que el Estado chileno fue apropiándose de las tierras, violando sistemáticamente los acuerdos que se habían establecido, antes de y durante la fundación de la República. Hernán Curiñir, presidente de la Asociación de Investigación y Desarrollo Mapuche, la entidad organizadora del evento, recordó que “inicialmente, nuestras comunidades fueron avasalladas durante la Colonia; sólo la resistencia obligó a los invasores a firmar acuerdos que, posteriormente, fueron desconocidos por el Estado de Chile”.

Después de la Guerra del Pacífico en 1879, en la que fue derrotada la Alianza de Perú y Bolivia, las tropas chilenas que retornaban del conflicto se encargaron de invadir territorio mapuche, “para obligar a los pocos que sobrevivieron a la masacre, a firmar acuerdos en los que nos recortaban territorio pero nos reconocían comunidades mediante los llamados ‘títulos de merced’, que a su vez fueron desconocidos por el Estado en la actualidad. Esta apropiación abusiva es conocida como la Pacificación de la Araucanía por la historia oficial”, señaló Curiñir.

Como invitada de honor, participó en el simposio Magdalena Cajías, cónsul general de Bolivia en Chile —con rango de embajadora, dado que ambos países no mantienen relaciones diplomáticas—, quien expresó que las luchas mapuche “son similares a las que sostienen nuestros pueblos indígenas y originarios en Bolivia”.

La representante diplomática boliviana fue objeto de múltiples atenciones y recibió un diploma de reconocimiento. Cajías expresó el deseo del gobierno boliviano de que encuentros de esta naturaleza se multipliquen “para hacer realidad la diplomacia de los pueblos, que nos inculca el presidente [boliviano] Evo Morales”, señaló.

El Buen Vivir
Por su parte, Fernando Huaiquil, alcalde de Galvarino, quién exhibió la huincha roja alrededor de la cintura, una forma simbólica del pueblo mapuche de anunciar que se encuentra en pie de guerra, coincidió con otros expositores en identificar a las grandes empresas madereras de la región como las beneficiarias directas de la política de Estado que les va quitando con subterfugios legales, una a una, las tierras a las comunidades que se resisten a ser despojadas. Hizo homenaje “al hermano Quintriqueo, uno más de los muchos de los asesinados impunemente por las fuerzas represoras que ejercen violencia extrema contra quienes se atreven a protestar”, denunció.

Las experiencias de desarrollo endógeno mostraron la amplia potencialidad para que las comunidades adopten formas propias de vida, armonizadas con el Buen Vivir.

Abraham Araya, de la comunidad Araya Huiliñir, relató que desde el pasado año ha tenido un sueño reiterado que interpretó a la manera mapuche como un mensaje de sus mayores: retornar a su comunidad y luchar por su histórico derecho a la tierra. Y así lo hizo, dejando de lado sus ocupaciones profesionales en Santiago. Informó de las gestiones por recuperar 1,600 hectáreas en el marco de las leyes del Estado chileno.

“Inicialmente, ya han fallado a nuestro favor. Deberían indemnizarnos por toda la riqueza que ha sacado últimamente la empresa maderera Forestal Mininco”, señaló.

Como continuidad de los esfuerzos comunitarios, Araya anunció la constitución de una cooperativa que “ofrezca a la comunidad posibilidades y recursos para el desarrollo endógeno, rescatando nuestras propias formas de producción y generando nuevos empleos para la gente; entre otros, la siembra de quinua y ají, además de un parque eólico con administración comunal”.

Sobre lengua y educación, Jaime Quilaqueo, presidente de la Asociación de Profesores de la IX Región, consideró que “las condiciones estructurales de la educación en Chile, actualmente privatizada y condenada a favorecer a los ricos en detrimento de los pobres, son el obstáculo número uno a vencer para que las propuestas de educación intercultural bilingüe se transformen en efectivas prácticas transculturales; es decir, que ambas culturas puedan dialogar en similares condiciones”.

Educación y cultura mapuche
El poeta Leonel Lienlaf, a tiempo de recordar que “pertenecemos al territorio”, criticó los esfuerzos del Estado que, en el mejor de los casos, enseña mapudungun, la lengua originaria mapuche, para hablarla, pero no para reflexionarla. Hizo mención a la cultura ancestral, afirmando que “hay matemática, que explica nuestras eficientes formas de intercambio; hay astronomía, que aún asombra por su precisión desde la noche de los tiempos; hay botánica mapuche, que investiga y estudia el uso medicinal de las plantas; y así, sucesivamente, se puede encontrar muchos ejemplos”.

En el encuentro, el ballet municipal de Renaico mostró en forma artística una escenificación de la Conquista; el artista plástico Eugenio Salas expuso cuadros de la mitología mapuche; Lienlaf, considerado por el historiador Vicente Painel como “el más alto exponente de la poesía mapuche contemporánea”, emocionó a los presentes con sus versos; en tanto que Huaiquil anunció que, por primera vez en la historia reciente, un municipio declara al mapudungun como idioma oficial junto.

Huaiquil ejerce su autoridad de la mano de la gente: el municipio apoya a más de 300 comunidades que quieren recuperar tierras. Y advierte, mostrando su huincha ancestral, que ya nada detendrá esta lucha.

“Debemos unirnos para cambiar la política del país, para que se reconozcan nuestros derechos”, dijo, una unidad que ya empieza a tomar forma y cuerpo, basada en la participación comunitaria que hizo posible este encuentro sin ningún tipo de apoyo financiero externo. —Noticias Aliadas.


Compartir

El arte al servicio de la causa mapuche se muestra en una puesta en escena del ballet juvenil de la comuna de Renaico. (Foto: Asociación de Investigación y Desarrollo Mapuche)
Noticias Relacionadas
Noticias Aliadas / Latinamerica Press
Información y análisis independientes de libre reproducción mencionando la fuente.
Contáctenos a: (511) 7213345
Dirección: Jr. Daniel Alcides Carrión 866, 2do. piso, Magdalena del Mar, Lima 17, Perú
Correo: webcoal@comunicacionesaliadas.org