Sᢡdo, 19 de Octubre, 2019
Sección de suscriptores(as) Identificación Contraseña
CHILE
La segunda oportunidad de Bachelet
Noticias Aliadas
17/03/2014
Envíe un comentario Imprima el texto de esta página

Reformas educativa y tributaria y una nueva Constitución son los pilares del nuevo gobierno.

“Chile tiene un solo gran adversario y se llama desigualdad y sólo juntos podemos enfrentarla, comencemos ahora, el tiempo es escaso y vamos a aprovecharlo al máximo”, dijo la presidenta Michelle Bachelet en un corto discurso desde el Palacio de La Moneda, en Santiago, tras juramentar el 11 de marzo a su segundo mandato por los próximos cuatro años.

Bachelet, quien gobernó entre el 2006 y el 2010, recibió la banda presidencial de Isabel Allende —hija del derrocado presidente Salvador Allende (1970-73) y la primera mujer presidenta del Senado en la historia del país— luego que le fuera entregada por el presidente saliente Sebastián Piñera (2010-2014).

Como candidata de la coalición centro izquierdista Nueva Mayoría —que incluye a los partidos de la Concertación Democrática (Demócrata Cristiano, Por la Democracia, Radical Socialdemócrata y Socialista) que gobernó Chile entre 1990 y el 2010, a la que se sumaron el Partido Comunista, Izquierda Ciudadana y el Movimiento Amplio Social—, Bachelet ganó la segunda vuelta electoral realizada el 15 de diciembre con 62.2% de los votos a la derechista Evelyn Mattei, de la derechista Alianza, conformada por los partidos Renovación Nacional y Unión Demócrata Independiente, quien obtuvo 37.8%.

El gran desafío de Bachelet será implementar una reforma educativa que garantice una educación pública gratuita y de calidad y ponga fin de lucro del sistema educativo. Durante los primeros meses de su primer gobierno, Bachelet enfrentó movilizaciones de estudiantes secundarios que reclamaban la derogación de la Ley Orgánica Constitucional de Enseñanza, fin de la municipalización de la educación, gratuidad de la prueba de selección universitaria y transporte escolar gratuito, entre otras demandas.

“Se de primera mano lo que la educación pública puede ofrecer a una persona”, dijo Bachelet. “Yo soy hija de la educación pública y mi compromiso es que en Chile todos tengamos esas mismas oportunidades”.

La presidenta también se ha comprometido a poner en marcha una reforma tributaria dirigida a incrementar en 5% los impuestos a empresas, una mayor fiscalización e implementar medidas contra la evasión.

Sin embargo, el gran objetivo es la aprobación de una nueva Constitución que reemplace la heredada de la dictadura militar (1973-90), que garantice derechos e incorpore mecanismos de democracia directa o indirecta, incluya un nuevo sistema electoral y el restablecimiento de la mayoría absoluta para modificar leyes, entre otros aspectos. Sin embargo, esta reforma requiere la aprobación de tres quintos del Legislativo (72 diputados y 23 senadores), lo cual obligará a Bachelet a negociar con legisladores de bancadas opositoras.

Ex líderes estudiantiles en el Congreso
Cuatro ex dirigentes estudiantiles entre 25 y 28 años que encabezaron las protestas universitarias en el 2011 asumieron sus curules como diputados. Ellos son Camila Vallejo y Karol Cariola, ambas del Partido Comunista que forma parte de la coalición gobernante, Giorgio Jackson, de Revolución Democrática, y Gabriel Boric, de la Izquierda Autónoma.

“Hemos asumido con responsabilidad lo que exigimos desde las calles, creemos que hay que hacerse cargo de los cambios que necesita Chile, por lo tanto hoy nos hacemos parte de este nuevo proceso”, dijo Vallejo tras juramentar. “En esta nueva etapa tenemos que cumplir con el mandato del pueblo, que es cambiar la educación, una reforma tributaria y una nueva Constitución”.

Boric, por su parte, declaró al informativo The Clinic, estar a favor también de eliminar el lucro en la salud.

“La izquierda hoy está centrada en la reivindicación de derechos sociales universales, en abierta disputa con la concepción subsidiaria del Estado”, precisó. “No concibo que con derechos fundamentales —como lo son la salud y la educación— se haga negocios, y menos que sea con recursos públicos. La atención primaria opera bajo la misma lógica de la educación secundaria: el subsidio. Eso hace que no exista salud garantizada para toda la población y todos sabemos que atenderse en consultorios es someterse a eternas esperas y falta de especialistas. Por eso es que este sistema subsidiario ha sido un desastre, porque terminó traspasándole recursos [públicos] a las instituciones privadas”. —
Noticias Aliadas.


Compartir

Grandes retos esperan a presidenta Michelle Bachelet en su segundo gobierno. (Foto: Gobierno de Chile)
Noticias Relacionadas
Noticias Aliadas / Latinamerica Press
Información y análisis independientes de libre reproducción mencionando la fuente.
Contáctenos a: (511) 7213345
Dirección: Jr. Daniel Alcides Carrión 866, 2do. piso, Magdalena del Mar, Lima 17, Perú
Correo: webcoal@comunicacionesaliadas.org