Viernes, 18 de Octubre, 2019
Sección de suscriptores(as) Identificación Contraseña
PERÚ
Comunidad indígena amazónica sobrevive en la ciudad
Maija Susarina
08/07/2013
Envíe un comentario Imprima el texto de esta página

Escuela intercultural bilingüe en Lima celebra aniversario.

Cinco años cumplió a fines de junio la única escuela intercultural bilingüe perteneciente a una comunidad indígena amazónica establecida en Lima.

Ubicada en el barrio de Cantagallo, una zona sumamente pobre en el centro de la ciudad y que carece de los servicios básicos mínimos, la institución educativa “Comunidad Shipiba” celebró entre el 26 y 28 de junio con una serie de actividades el quinto aniversario de la creación de la escuela donde estudian 230 niños, hijos de un grupo de familias del pueblo Shipibo —que habita en el departamento de Ucayali, en el centro-oriente del país— que en el 2000 migraron a la capital.

La  institución educativa —que en el 2012 fue reconocida por el Estado como “intercultural bilingüe”— combina los seis años de educación preescolar y primaria, luego de los cuales los alumnos eligen continuar sus estudios secundarios en la escuela de su elección.

Según el director de la escuela, Gilberto Soto Barbarán, indígena shipibo, fue muy duro construir y establecer la escuela, pero finalmente el esfuerzo mereció la pena ya que la primera generación está concluyendo exitosamente sus estudios primarios, ansiosa de ingresar a secundaria. La idea de construir la escuela fue impulsada por Soto Barbarán con el objetivo de mantener la cultura shipiba entre los niños de la comunidad de Cantagallo. Muchas familias sólo hablaban castellano en sus hogares, no practicaban la lengua nativa ni preservaban su cultura, con el objetivo de que sus hijos se adaptaran a la ciudad y no fueran discriminados.

Pero eso cambió en el 2008 y ahora 120 niños reciben educación preescolar y 110 primaria. La escuela cuenta con 12 maestros, seis de los cuales son bilingües. Los niños aprenden la lengua shipiba, los orígenes de su cultura, así como las materias regulares en combinación con su realidad cotidiana.

Con el tiempo los maestros notaron un cambio en la conducta de los niños. Olga Mori, vocera de las madres de la comunidad, señala con orgullo que “ahora los niños hablan shipibo con frecuencia entre ellos. Antes la mayoría sólo hablaba castellano y se burlaban de los que hablaban shipibo. En la escuela los niños que hablan shipibo aprenden castellano y viceversa. La discriminación se ha reducido y ha crecido la comprensión mutua. Ese es exactamente nuestro objetivo”.

Si bien numerosas organizaciones no gubernamentales apoyan esta iniciativa, la escuela carece no sólo de equipos sino también de agua y electricidad.

En mayo, la Municipalidad de Lima anunció la reubicación de 205 familias shipibas que viven en Cantagallo, como parte de la ejecución del proyecto Vía Parque Rímac, que incluye un túnel debajo del río Rímac y la destrucción de las casas en Cantagallo para hacer espacio para un parque.

Lo que no está claro es que ocurrirá con la escuela y cómo serán las viviendas donde se les reubicará, aunque Mori insiste que la comunidad shipiba ya ha elaborado un plan sobre cómo deben ser las nuevas casas.

Con apoyo internacional, la comunidad ha preparado un modelo a escala de sus futuras viviendas que deben estar juntas en línea, igual que el cuerpo de una serpiente, gran símbolo de su cultura.
—Noticias Aliadas.


Compartir

Niños de comunidad shipiba en Lima asisten a escuela en la que aprenden en su lengua y a mantener su cultura. (Foto: Maija Susarina)
Noticias Relacionadas
Noticias Aliadas / Latinamerica Press
Información y análisis independientes de libre reproducción mencionando la fuente.
Contáctenos a: (511) 7213345
Dirección: Jr. Daniel Alcides Carrión 866, 2do. piso, Magdalena del Mar, Lima 17, Perú
Correo: webcoal@comunicacionesaliadas.org