Sᢡdo, 4 de Abril, 2020
Sección de suscriptores(as) Identificación Contraseña
ARGENTINA
Se inicia nuevo juicio por crímenes de la dictadura
02/12/2012
Envíe un comentario Imprima el texto de esta página

Por primera vez serán procesados pilotos de vuelos de la muerte.

Desde el 28 de noviembre, 68 represores enfrentan un juicio por crímenes de lesa humanidad cometidos durante la dictadura militar (1976-83) en el principal centro de detenciones clandestinas, la Escuela de Mecánica de la Armada (ESMA), en Buenos Aires.

El proceso, considerado el más importante en la historia del país para este tipo de delitos, incluye los casos de 789 víctimas, el número más alto desde la anulación en el 2005 de las leyes de Punto Final y Obediencia Debida, aprobadas en 1986 y 1987, respectivamente, por el ex presidente Raúl Alfonsín (1983-89) y que impedían juzgar a los responsables de graves violaciones a los derechos humanos.

Esta es la tercera parte de la denominada “megacausa ESMA” compuesta de nueve procesos judiciales por delitos cometidos en este centro de detenciones, ahora convertido en Espacio para la Memoria, por donde pasaron unas 5,000 víctimas de la represión militar. El primer juicio se llevó a cabo en el 2007 contra el prefecto Héctor Febres, pero quedó inconcluso con el suicidio del acusado en su celda. El segundo concluyó el año pasado con 16 condenados, incluyendo al ex capitán Jorge Acosta y al ex teniente Alfredo Astiz, responsables de numerosas muertes y desapariciones, quienes recibieron cadena perpetua.

El presente juicio, que durará dos años, involucra a marinos —entre ellos Acosta y Astiz, y el ex capitán Ricardo Miguel Cavallo, extraditado de España en el 2008—, militares, policías y dos civiles. Por primera vez se juzgará en Argentina a los pilotos y tripulantes de los “vuelos de la muerte”, en los que los prisioneros eran arrojados vivos al mar desde aviones.

Nora Cortiñas, integrante de Madres de Plaza de Mayo Línea Fundadora, manifestó que el juicio le producía “gran emoción”.

“No podía imaginar hace 35 años, cuando empezamos la lucha y buscábamos a nuestro hijos desaparecidos, que fuera a tener lugar esta causa y tantas otras que hay abiertas en todo el país. Es un camino muy importante para que los genocidas vayan a la cárcel común y se termine así la impunidad”, dijo a la prensa.

Uno de los testigos más importantes del proceso será Víctor Basterra, obrero gráfico y militante peronista que sobrevivió a las torturas. Fue secuestrado de su casa en agosto de 1979 junto con su esposa y su hija de dos meses y trasladado a la ESMA donde permaneció hasta 1983. Fue obligado a falsificar documentos de identidad de los represores, para lo cual tenía que sacarles fotografías, pero guardaba copias de esas imágenes en cajas de papel fotosensible que logró sacar a escondidas cuando la situación empezó a flexibilizarse y le permitían visitar a su familia. Esas fotografías, entre las que aparecen Astiz y Cavallo, han servido para identificar a los responsables.

“Se olvidaron que uno tiene dignidad”, dijo Basterra en declaraciones recogidas por un medio español. “Nosotros los supervivientes, los testigos del pasado, decidimos no cejar y dar testimonio por los que ya no están, es un mandato de los compañeros desaparecidos”.

Organismos de derechos humanos calculan que durante la dictadura unas 30,000 personas fueron detenidas desaparecidas.
—Noticias Aliadas.


Compartir
Noticias Relacionadas
Noticias Aliadas / Latinamerica Press
Información y análisis independientes de libre reproducción mencionando la fuente.
Contáctenos a: (511) 7213345
Dirección: Jr. Daniel Alcides Carrión 866, 2do. piso, Magdalena del Mar, Lima 17, Perú
Correo: webcoal@comunicacionesaliadas.org