Mié²£oles, 17 de Julio, 2019
Sección de suscriptores(as) Identificación Contraseña
CUBA
Cambios llegan con esperanza y temores
Lucila Horta
28/10/2010
Envíe un comentario Imprima el texto de esta página

Gobierno elimina medio millón de empleos estatales y abre puertas a actividades privadas.

“La cesación laboral de muchos será un proceso de readaptación que tendrá una dificultad especial… Hay preocupación, yo diría que hay un poquito de expectativa”. Así estimó el cardenal Jaime Ortega sobre los drásticos cambios estructurales que están ocurriendo en Cuba y que implican variaciones en las formas de propiedad, sobre todo en la extensa geografía de los pequeños comercios.

A inicios de agosto, el presidente Raúl Castro anunció varias medidas destinadas a reducir la abultada burocracia estatal, principalmente fomentando el empleo por cuenta propia como alternativa para los trabajadores excedentarios. Alrededor de 500,000 personas, dentro una población nacional de 11 millones, serían despedidos en un plazo de seis meses, y se supone que la mitad de ellos se incorporen al trabajo por cuenta propia el próximo año.

Abriendo posibilidades para ese 10% de la fuerza laboral activa que cesará en sus actuales puestos, se revitalizaron las licencias para 178 actividades por cuenta propia. Zoila Malverde Izquierdo, maestra jubilada que retornó a las aulas en el curso 2009-2010, tras un aumento salarial para el sector, considera que faltan por incluir en ese compendio de opciones algunas relacionadas con el nivel académico general logrado en la Isla, que posee la tasa más alta de profesionales y técnicos medios del continente. Los repasadores privados de asignaturas, por ejemplo.


Reformas demoradas
En julio del 2008, el presidente Raúl Castro advirtió que había opositores a las modificaciones enfiladas a lograr mayores rendimientos, menos gasto y aumento de la productividad y hacer viable un sistema que pretende continuar otorgando beneficios y protegiendo a la mayoría de la sociedad, pero no de forma tan paternalista que concluya asfixiando al proceso mismo. En las estructuras administrativas del país hay funcionarios beneficiados con la convivencia entre ineficacia y corrupción y no quieren perder sus ventajas.

“A lo mejor por eso demoró lo que se había anunciado, pero parece que se zafaron los nudos y no hay quien pare esto”, considera Esteban Ramírez, un barbero que optó por probar suerte y arrendó junto a sus colegas el mismo local donde trabajaban, sólo que ahora pagan alquiler, electricidad y compran sus enseres, pero son libres de establecer precios y dividir las ganancias según convenga.

Hasta ahora estaba prohibida la contratación privada de personas; sólo se permitía  trabajo con familiares en un negocio, pero también ha sido autorizado el uso de fuerza laboral asalariada, base para la aparición de pequeñas y medianas empresas.

El ingeniero Curbelo Dacosta opina que “en el alcance del trabajo por cuenta propia ya está implícita la pequeña propiedad privada”, y explica que un restaurante con 20 plazas y tres empleados ya es una pequeña empresa, o dos alfareros que empleen tres ayudantes y alguien que transporte sus manufacturas “pueden asociarse en un horno común y también es una pequeña empresa”.

Lo mismo sucede, agrega, si “un albañil, un carpintero, un electricista, un plomero y tres ayudantes pueden todos tener sus licencias y asociarse eventualmente para construir o reparar una vivienda y también es una miniempresa”. De las 178 actividades para trabajo autónomo, “83 admiten contratar fuerza de trabajo y en casi todas se puede formar una pequeña empresa”.

Parejo al entusiasmo de los emprendedores que ya se venían desempeñando fuera del ámbito oficial —209,000 cuentapropistas en 1996; 143,000 a inicios del 2010— al ver ampliadas sus posibilidades, está el temor de quienes mantuvieron un vínculo laboral con el Estado, sobre todo porque podían extraer de sus centros de trabajo bienes que revendían o eran fuente para un segundo trabajo a la sombra, con ganancias totales, porque ni invertían ni pagaban impuestos. También hay hogares donde no falta temor a quedarse sin empleo.


Ausencia de crédito y cultura fiscal
Aparte de artesanos, taxistas, arrendadores de viviendas y otros, únicamente quienes trabajan en las empresas estatales sometidas a un proceso de perfeccionamiento, aportan tributo para la jubilación, pues los impuestos fueron eliminados casi por entero desde los años 70, provocando una falta de cultura fiscal a la que será chocante adaptarse. Otro problema sería la incertidumbre con respecto al crédito.

“Sin crédito no se puede abrir un negocio”, asegura Benito Peña, miembro del cuerpo de vigilancia en un hotel capitalino, quien quedó “disponible”. Peña pertenecía a una empresa de seguridad que ofrecía servicios  de protección a  centros de trabajo que solicitaban esas funciones de vigilancia. Bajo las nuevas condiciones, cada sitio que reduce su plantilla prefiere ofrecer los puestos de centinela a sus propios trabajadores. Si alguno de ellos no acepta tal plaza, reciben otras ofertas.

En general hay cuatro sectores con carencia de mano de obra a escala nacional. Uno  es la policía y se ofrece entrenamiento para diferentes especialidades del ramo. Otras esferas requeridas de personal son los distintos niveles de enseñanza, la agricultura  y la construcción. Cualquiera puede aspirar a esos puestos o probar suerte en una actividad privada. También se prevé que algunas instalaciones estatales se conviertan en cooperativas de servicios o pequeñas industrias con todos o parte de sus actuales trabajadores. Entre las perspectivas se adelanta que habrá inversiones en la petroquímica y otras ramas que absorberán parte de la mano de obra que queda vacante.

El Banco Central estudia fórmulas para otorgar los créditos aludidos por Benito, y también hay ofrecimientos de España por un monto superior a los €5 millones, para ser entregados a agricultores, el sector más favorecido en esta etapa, con entrega de tierras y mejores precios para sus productos.

“Existe una disposición de la Comisión Europea, para acompañar o facilitar el proceso de reformas económicas, si así lo desea el gobierno, y en las modalidades que definan conjuntamente y que podrían ser muy variadas”, dijo por su parte Javier Niño-Pérez, representante de la Unión Europea (UE) en Cuba que, según trascendidos, baraja la entrega de unos US$2.8 millones en créditos. La más reciente disposición de la UE para acercar posiciones con Cuba pudiera influir beneficiosamente en esas proposiciones.

Los académicos Pavel Vidal Alejandro y Omar Everleny Pérez, del Centro de Estudios de la Economía Cubana,  consideran que promover el microcrédito con colaboración internacional, “significaría una entrada de divisas al  país que posibilitarían abrir la importación para los cuentapropistas”.
—Noticias Aliadas.


Compartir
Noticias Relacionadas
Noticias Aliadas / Latinamerica Press
Información y análisis independientes de libre reproducción mencionando la fuente.
Contáctenos a: (511) 7213345
Dirección: Jr. Daniel Alcides Carrión 866, 2do. piso, Magdalena del Mar, Lima 17, Perú
Correo: webcoal@comunicacionesaliadas.org