Sᢡdo, 19 de Octubre, 2019
Sección de suscriptores(as) Identificación Contraseña
ECUADOR
Yasuní: Entre el plan A y el plan B
14/04/2010
Envíe un comentario Imprima el texto de esta página

Gobierno busca fondos para mantener petróleo bajo tierra, pero a la vez estudia posibilidad de explotarlo.

Las autoridades ecuatorianas continúan buscando financiamiento para mantener bajo tierra casi un millardo de barriles de petróleo ubicados en la reserva natural más grande del país, para lo cual está cortejando desde gobiernos hasta figuras de Hollywood.

El país requiere US$3.6 millardos durante 13 años para no explotar los 926 millones de barriles de reservas probadas en los bloques petroleros Ishpingo, Tambococha y Tiputini (ITT) en el Parque Nacional Yasuní, que fue declarado Reserva Mundial de Biosfera en 1989 y es uno de los lugares con mayor diversidad del planeta. Allí habitan comunidades nativas en aislamiento voluntario, como las tagaeri y taromenane, además de unos 6,000 indígenas naporuna y alrededor de 3,000 colonos.

“El gobierno y el pueblo han dicho que no se explote esa riqueza, aunque su crudo podría ser utilizado en el desarrollo de un país pobre como Ecuador”, dijo el vicepresidente Lenin Moreno durante un crucero por las Islas Galápagos con conocidos artistas estadunidenses como Leonardo di Caprio, Glenn Close, Chevy Chase y Edward Norton, quienes se mostraron interesados en apoyar la iniciativa Yasuní-ITT lanzada hace dos años por el presidente Rafael Correa.

Moreno aseguró que ya existen compromisos de países como Alemania, Emiratos Árabes Unidos, España, Irán y Turquía para aportar al proyecto que evitaría la emisión de 407 millones de TM de dióxido de carbono a la atmósfera.

Durante la XV Conferencia Internacional sobre el Cambio Climático realizada en diciembre en Copenhague, ocho países europeos anunciaron que firmarían un acuerdo para aportar $1.7 millardos a un fideicomiso administrado por el Programa de las Naciones Unidas para el Desarrollo (PNUD). Sin embargo, el presidente Correa se negó a firmar el acuerdo aduciendo que se trataba de un “atentado a la soberanía nacional”, lo cual provocó la renuncia del canciller Fender Falconí, uno de los artífices de la iniciativa Yasuní-ITT.

Informes periodísticos señalan la existencia de un “plan B” para explotar petróleo en el Yasuní, en caso de que el gobierno no logre recaudar los fondos para mantener el petróleo bajo tierra.

El ministro de Recursos Naturales No Renovables, Germánico Pinto, admitió en rueda de prensa que si bien “el proyecto Yasuní-ITT es una prioridad”, se están estudiando las condiciones que “permitirían avanzar hacia la explotación”.

Por lo pronto, la empresa petrolera estatal Petroecuador solicitó en marzo licencia ambiental para explotar petróleo en Yasuní.
—Noticias Aliadas.


Compartir
Noticias Relacionadas
Noticias Aliadas / Latinamerica Press
Información y análisis independientes de libre reproducción mencionando la fuente.
Contáctenos a: (511) 7213345
Dirección: Jr. Daniel Alcides Carrión 866, 2do. piso, Magdalena del Mar, Lima 17, Perú
Correo: webcoal@comunicacionesaliadas.org