Sᢡdo, 4 de Abril, 2020
Sección de suscriptores(as) Identificación Contraseña
AMÉRICA LATINA / EL CARIBE
El hambre no cede
28/10/2009
Envíe un comentario Imprima el texto de esta página

Sólo Brasil, Chile y Cuba han logrado avances en lucha contra el hambre.

La recaída en la pobreza alimentaria y el hambre que afectan a millones de latinoamericanos y caribeños deslució la conmemoración del Día Mundial de la Alimentación el 16 de octubre.

En América Latina y el Caribe, “de los 52 millones de desnutridos en el bienio 95-97, se pasó a 45 millones en el 2004-2006. Sin embargo, en el 2008, el número de hambrientos subió a 47 millones y en el 2009 dio un nuevo salto hasta los 53 millones [9% de la población total de la región]”, alertó el director general de la Organización de las Naciones Unidas para la Agricultura y la Alimentación (FAO), Jacques Diouf, en la presentación del informe “El estado de la seguridad alimentaria 2009”.

Este incremento del número de personas con hambre, según la FAO, se debe al impacto del aumento de los precios de los alimentos y la crisis financiera internacional. En la región existen 15 millones de niños menores de 5 años con desnutrición crónica, siendo los países más afectados Bolivia, Ecuador, Guatemala, Honduras y Perú.

José Graziano, director regional de la FAO, precisó, no obstante, que los impactos de la crisis no han sido iguales en todos los países. Mencionó que Brasil, Chile y Cuba han logrado importantes avances en la lucha contra el hambre gracias a las estrategias impulsadas para combatir este flagelo.

En el caso de Brasil, la clave fue el programa Hambre Cero, implementado por el presidente Luiz Inácio Lula da Silva en el 2003, a poco de iniciar su primer gobierno, para garantizar la alimentación a unos 50 millones de brasileños pobres. Seis años después, Hambre Cero ha logrado reducir en un 73% la desnutrición y en 45% la mortalidad infantil, según un reciente informe de la organización humanitaria internacional ActionAid.

En el Perú, el gobierno actual asegura que la pobreza ha caído de cerca de 50% en el 2005 a alrededor de 36% el año pasado, y la extrema pobreza de más de 17% a 12.6%, según cifras del Instituto Nacional de Estadística e Informática (INEI).

Sin embargo, expertos como el economista Farid Matuk, ex jefe del INEI, cuestionan la metodología utilizada por el gobierno para determinar el nivel de pobreza y desnutrición.

El Mapa de la Pobreza 2007 del INEI considera la pobreza monetaria a partir del gasto mensual, pero no toma en cuenta la pobreza alimentaria.

“Hipotéticamente la línea de pobreza extrema indica la cantidad de dinero necesario para comprar los alimentos elementales para subsistir, pero hace exclusión de los gastos complementarios como el vestuario, vivienda, transporte, entre otros”, declaró Matuk al diario La República.

“La pobreza alimentaria se define como la proporción de hogares que no consume los alimentos necesarios para subsistir de acuerdo a un criterio biológico de una cantidad mínima de calorías”, explicó.

Matuk precisó que se ha producido un aumento del déficit calórico de 30% en el 2006 a 32% en el 2008, de acuerdo con INEI. Eso significa que “1 de cada 3 peruanos no come lo suficiente para vivir”, dijo.
—Noticias Aliadas.


Compartir
Noticias Relacionadas
Noticias Aliadas / Latinamerica Press
Información y análisis independientes de libre reproducción mencionando la fuente.
Contáctenos a: (511) 7213345
Dirección: Jr. Daniel Alcides Carrión 866, 2do. piso, Magdalena del Mar, Lima 17, Perú
Correo: webcoal@comunicacionesaliadas.org