Mié²£oles, 22 de Noviembre, 2017
Sección de suscriptores(as) Identificación Contraseña
BRASIL
Ciudad acoge a migrantes y refugiados
José Pedro Martins
31/10/2017
Envíe un comentario Imprima el texto de esta página

Campinas quiere ser reconocida como ciudad que abraza la migración laboral.

“Ayisyen mwen ye” significa “yo soy haitiano” en creole, reconocida desde 1961 como una de las lenguas oficiales de Haití, junto al francés. El creole es una mezcla de francés, dialecto taíno y palabras de origen africano, sobre todo de los idiomas yoruba, fon y ewé.

Esta mezcla lingüística es lo que más se oye antes de la clase de portugués en una sala montada en el bello edificio de estilo neoclásico en Campinas que durante décadas fue la sede de la Compañía Mogiana, una de las principales empresas ferroviarias brasileñas entre finales del siglo XIX y mitad del siglo XX.

El edificio que fue uno de los símbolos arquitectónicos del poder cafetero (que se desarrolló con mano de obra esclava) en Brasil ahora alberga un espacio en que los haitianos que dejaron su país debido a la pobreza o el terremoto del 2010 aprenden el idioma portugués, reciben informaciones sobre oportunidades de trabajo o, simplemente, se reúnen, refuerzan lazos, intercambian afectos.

El aula en que los haitianos reciben nociones básicas del portugués es uno de los varios servicios que la municipalidad de Campinas viene poniendo a disposición de los migrantes laborales que cada vez más llegan a la ciudad, la segunda más poblada del estado de São Paulo, con 1.2 millones de habitantes, y una de las más ricas del país: tiene el 12º presupuesto público más grande entre las más de 5,500 municipalidades brasileñas.

“Campinas fue construida y alcanzó expresión nacional e internacional gracias a la mano de obra migrante. Nada más justo que la ciudad procure recibir de la mejor forma posible la migración laboral”, afirma el alcalde Jonas Donizette, quien también se refiere a la destacada presencia histórica de las comunidades italiana, japonesa, alemana, española y portuguesa en la ciudad.

De hecho, los últimos censos demográficos confirman una significativa presencia de trabajadores extranjeros en Campinas y en la región metropolitana que esta ciudad encabeza, formada por 20 municipalidades y con 3.5 millones de habitantes. Es una de las más dinámicas y ricas de las 30 regiones metropolitanas brasileñas, como demostró el Atlas del Desarrollo Humano en las Regiones Metropolitanas, elaborado por el Programa de las Naciones Unidas para el Desarrollo (PNUD).

Trabajadores altamente calificados
Según las estimaciones, hay 13,000 extranjeros trabajando en Campinas y la región metropolitana. Gran parte son trabajadores altamente calificados, y pueden ser incluidos en el grupo de migración laboral que la ciudad empezó a recibir desde la década de 1960, cuando Campinas y la región metropolitana comenzaron a recibir muchas filiales de empresas multinacionales, principalmente en el sector automotriz, química y alta tecnología en general, como 3M e IBM.

Este polo de empresas de alta densidad tecnológica fue formándose en paralelo con la instalación en Campinas y la región metropolitana de un importante polo científico, en la órbita de la Universidad Estadual de Campinas (Unicamp), inaugurada en 1966. La propia Unicamp, recientemente considerada la mejor universidad de América Latina en el ranking elaborado por Times Higher Education (THE), fue construida con la contribución de investigadores y profesores extranjeros.

“La Unicamp debe mucho a la contribución extranjera, y en reconocimiento a ello es una universidad pionera en acoger a migrantes y refugiados desde la década de 1980”, recuerda el rector Marcelo Knobel, él mismo con una historia vinculada a la migración internacional y que sirve como una síntesis de tantos extranjeros que ayudaron a construir Brasil en diversas áreas.

Otra universidad local, la Pontificia Universidad Católica de Campinas (PUC-Campinas), tiene muchos profesores e investigadores de origen extranjero. Es el caso de Adolfo Ignacio Calderón, de origen peruano. Es profesor de postgrado de la PUC-Campinas y consultor de la Fundación de Apoyo a la Investigación del Estado de São Paulo (FAPESP).

“Campinas y región son muy fuertes en investigación, y los profesionales venidos de otros países siempre han dado una importante contribución. Y continúan viniendo, atraídos por las oportunidades de investigación y desarrollo”, dice Calderón.

Nueva ola migratoria
Repitiendo lo que ha ocurrido a escala internacional, con un número cada vez mayor de migrantes, Campinas empezó a recibir un nuevo y diversificado flujo migratorio desde el 2010. Son ciudadanos del mundo, caracterizados como refugiados o inmigrantes, y es para ellos que la ciudad pasó a estructurar nuevos servicios.

Se estima en 1,600 el número de inmigrantes o refugiados en el flujo posterior al 2010. El mayor grupo, de 1,200 inmigrantes, es el de latinoamericanos y caribeños, incluyendo el más numeroso, de 900 haitianos. Pero también hay bolivianos, peruanos, colombianos, venezolanos y cubanos, muchos de los cuales se desempeñan en la ciudad y región como integrantes del Programa Más Médicos. Este programa es una acción del gobierno federal, resultante de una asociación con el gobierno cubano para que profesionales cubanos actúen en el Sistema Único de Salud de Brasil, preferentemente en regiones donde hay carencia de médicos.

El más importante servicio público estructurado para atender a esta nueva ola migratoria en Campinas es el Servicio de Referencia al Inmigrante, Refugiado y Apátrida. Como destaca Fabio Custódio, director de Ciudadanía de la Secretaría Municipal de Derechos de las Personas con Discapacidad y Ciudadanía, el Servicio de Referencia trabaja en cinco ejes, para prestar amplia atención a los nuevos inmigrantes y refugiados.

En el eje Interculturalidad, procura facilitar el diálogo entre pueblos de diferentes orígenes y la sensibilización de la opinión pública por la tolerancia e importancia de la acogida de extranjeros. Otro eje es la Regularización de Documentación, con orientación a los ciudadanos e intermediación ante los organismos federales y estatales, para la regularización de documentos tales como pasaporte y permiso de trabajo. Un tercer eje, el de Atención Básica, abarca procedimientos para que los extranjeros puedan ser atendidos en los servicios de salud y asistencia social.

Cátedra Sergio Vieira de Mello
El eje de Procesos Formativos ofrece varios cursos para los inmigrantes y refugiados. Es el caso de los cursos de portugués, que vienen siendo ofrecidos principalmente para los haitianos que representan el mayor contingente de la migración laboral en Campinas. Gran parte de los haitianos ya insertados en el mercado de trabajo se desempeñan en el comercio, bares, restaurantes y panaderías.

Fueron los haitianos el grupo más numeroso de inmigrantes que buscó, el último 20 de junio, los servicios ofrecidos por la Defensoría Pública de la Unión en Campinas, en la fecha en que se recuerda el Día Mundial del Refugiado. Visas de permanencia, procesos de naturalización y regularización de visas y permisos de trabajo son algunos procedimientos buscados por los haitianos ante la Defensoría, en otra demostración de la movilización local por la mejor acogida a los inmigrantes, refugiados y apátridas.

Pero Campinas quiere ir aún más lejos en la atención a la migración laboral, afirma el alcalde Donizette. Para ello la municipalidad, junto con la Unicamp,  aprobó el 19 de octubre  la  puesta en marcha en Campinas de la Cátedra Sergio Vieira de Mello.

La cátedra es una iniciativa del Alto Comisionado de las Naciones Unidas para los Refugiados (ACNUR), que desde el 2003 busca promover la enseñanza, investigación y extensión académica orientada a la población en condición de refugio en las instituciones universitarias.

La Unicamp es la 18ª institución universitaria brasileña en adherirse a la Cátedra Sergio Vieira de Mello.

La Cátedra Sergio Vieira de Mello se orienta originalmente a refugiados, pero como señala su coordinadora en la Unicamp, la profesora Rosana Baeninger, estará orientada a promover estudios e investigaciones encaminadas al perfeccionamiento de políticas públicas para atender a toda la población extranjera, sean refugiados, inmigrantes o apátridas.

“Este será uno de los grandes temas del siglo XXI, y una institución como la Unicamp y una ciudad como Campinas deben estar preparadas para ello”, afirma Baeninger, autora de varios estudios y libros sobre el tema. —Noticias Aliadas.


Compartir

Inauguración de la Cátedra Sergio Vieira de Melo en Campinas. / Martinho Caires
Noticias Relacionadas
Noticias Aliadas / Latinamerica Press
Información y análisis independientes de libre reproducción mencionando la fuente.
Contáctenos a: (511) 460 5517
Dirección: Comandante Gustavo Jiménez 480, Magdalena del Mar, Lima 17, Perú
Correo: webcoal@comunicacionesaliadas.org

Mensajería interna: https://mail.noticiasaliadas.org
Este sitio web se actualiza cada semana.