Martes, 27 de Junio, 2017
Sección de suscriptores(as) Identificación Contraseña
CONO SUR
Urge prevención de embarazo adolescente
Noticias Aliadas
14/06/2017
Envíe un comentario Imprima el texto de esta página

Embarazo adolescente evidencia desigualdad económica, territorial y de género.

Para la viceministra de Salud Pública de Uruguay, Cristina Lustemberg, el embarazo adolescente en el Cono Sur constituye “la punta del iceberg” de otras desigualdades que afectan a esta región sudamericana.

Durante la presentación del Marco Estratégico Regional de Prevención y Reducción del Embarazo Adolescente No Intencional —compromiso suscrito el 6 de junio en Asunción por Argentina, Brasil, Chile, Paraguay y Uruguay—, Lustemberg explicó que “el embarazo adolescente evidencia la desigualdad, no sólo económica, sino también territorial, de género o de poder, y que afecta a las poblaciones más vulnerables”.

El embarazo en niñas de 10 a 14 años, conocido como “maternidad infantil forzada”, debe ser priorizado en las políticas de prevención, señaló la viceministra.

“El embarazo de estas niñas tiene mayor índice de morbilidad y mortalidad, y fragiliza su desarrollo socioemocional, especialmente cuando 100% de estos casos están vinculados al abuso y la explotación sexual, y a la inequidad de género y de poder para elegir una relación”, dijo.

Con 21,000 embarazos adolescentes cada año, Brasil es el país del Cono Sur donde se registra el mayor número de casos, seguido por Argentina (3,000), Chile (900), Paraguay (674) y Uruguay (180).

El titular del Ministerio de Salud Pública y Bienestar Social (MSP) de Paraguay, Antonio Barrios, precisó que en su país 2 de cada 3 embarazos son en adolescentes entre 15 y 19 años, mientras que a diario se registran dos partos de niñas entre 10 y 14 años, cuyos embarazos son considerados como consecuencia de abusos sexuales.

“Las altas tasas de fecundidad adolescente en los países del Cono Sur, particularmente de niñas entre 10 a 14 años, nos impulsan a aunar y potenciar esfuerzos, trabajando en forma enérgica, basados en evidencia científica, para reducir y prevenir el embarazo adolescente no intencional”, manifestó Barrios.

El embarazo de niñas y adolescentes multiplica por cinco el riesgo de morir durante la gestación, el parto o postparto, insistió Barrios, y por lo general implica el abandono escolar y de sus proyectos de vida. A esto se suma que el embarazo precoz perpetúa el círculo de pobreza y violencia que afecta a la niña o adolescente, y tiene un efecto devastador sobre su desarrollo integral y del recién nacido.

Barrios resaltó que el 80% de los hijos de madres adolescentes tienen riesgo de nacer con problemas o de fallecer al igual que la niña madre.

Evitar un segundo embarazo precoz
Según el Fondo de Población de las Naciones Unidas (UNFPA), la tasa de fecundidad adolescente del Cono Sur es de 73.2 por 1,000. Dos de cada tres nacimientos de madres adolescentes entre 15 y 19 años en América Latina y el Caribe, ocurren en países del Cono Sur.

Alma Virginia Camacho, asesora regional de Salud Sexual y Reproductiva del UNFPA, precisó que el objetivo de la iniciativa es dar una respuesta integral a esta problemática, así como fortalecer las políticas públicas y el marco legal dirigidos a la prevención y reducción del embarazo adolescente.

“Estas son cifras que nos duelen y nos interpelan a la acción”, dijo Camacho. “Este marco estratégico ha sido el proceso de construcción colectiva que ha llevado dos años de trabajo. Refleja el compromiso político y el liderazgo de los cinco países del Cono Sur en torno a un tema complejo y desafiante. Incluye las intervenciones costo efectivas para prevenir y reducir el embarazo adolescente desde un enfoque integral y multisectorial: acceso a anticonceptivos de larga duración para adolescentes, educación integral y garantías para niños y adolescentes vulnerados”.

“Estoy segura que la implementación de este Marco Estratégico para acelerar la reducción del embarazo en adolescentes dará frutos pronto. Estamos en el camino correcto haciendo lo que se tiene que hacer, enfrentando con voluntad, con decisión, conocimiento y sobre todo con compromiso de las autoridades políticas y la sociedad”, agregó.

En Paraguay, autoridades de Salud anunciaron el 7 de junio un plan piloto para colocar implantes subdérmicos anticonceptivos a mujeres adolescentes a fin de evitar un segundo embarazo. El método, que se implementará a partir de agosto, “es una opción más que está disponible dentro de otras alternativas que tienen actualmente las mujeres. Se va a ofrecer la consejería y ese método, o si opta por otro”, explicó Jorge Sosa, director de Salud Sexual y Reproductiva del MSP.

Para el caso de adolescentes, el implante se colocará con su consentimiento. “Acá hay que ver qué es lo mejor para una adolescente, sobre todo si es madre. Todos sabemos que hay que darle la oportunidad de acceder a métodos seguros y que le prevengan de un segundo evento obstétrico”, dijo Sosa. “Este embarazo lleva un componente de dificultades. Primero la reinserción dentro del sistema y más aún si ya tuvo un niño antes, un segundo embarazo es un compromiso difícil. Por eso tenemos que hacer lo posible para prevenir un segundo embarazo”. —Noticias Aliadas.


Compartir
Noticias Aliadas / Latinamerica Press
Información y análisis independientes de libre reproducción mencionando la fuente.
Contáctenos a: (511) 460 3025 / (511) 460 5517
Dirección: Comandante Gustavo Jiménez 480, Magdalena del Mar, Lima 17, Perú
Correo: webcoal@comunicacionesaliadas.org

Mensajería interna: https://mail.noticiasaliadas.org
Este sitio web se actualiza cada semana.