Domingo, 8 de Diciembre, 2019
Sección de suscriptores(as) Identificación Contraseña
PERÚ
Mujeres indígenas construyen el Buen Vivir
23/12/2012
Envíe un comentario Imprima el texto de esta página

Mujeres andinas y amazónicas fortalecen su organización nacional.

Tres años después de constituir la Organización Nacional de Mujeres Indígenas y Amazónicas del Perú (ONAMIAP), 150 lideresas de todo el país se congregaron en su segundo congreso realizado el 6 y 7 de diciembre.

Bajo el lema “Mujeres indígenas construyendo el Buen Vivir”, el congreso fue concebido como “un espacio de encuentro, intercambio, análisis, debate y construcción de propuestas que fortalezcan los derechos individuales y colectivos de las mujeres y pueblos indígenas en el Perú para garantizar el Buen Vivir de nuestros pueblos”.

Entre los temas debatidos se incluyeron la institucionalidad indígena, la consulta previa y el consentimiento, así como un plan de igualdad de género y seguridad alimentaria con soberanía. Finalmente se renovó la junta directiva para el periodo 2012-2014.

Luz Gladis Vila Pihue, indígena quechua del céntrico departamento de Huancavelica que fue reelegida para la presidencia de la ONAMIAP, resaltó la importancia de haber constituido esta organización nacional.

“Hace tres años, después de haber recorrido 16 años en espacios de formación y capacitación, decidimos dar este importante salto y de constituirnos en una organización nacional”, dijo en la inauguración del evento. “Con toda la sinceridad y desde lo más profundo de mi corazón felicito a toda la junta directiva que me acompaña hoy por hacer posible la realización de este segundo congreso de mujeres indígenas. Cada una de ustedes ha hecho su propia gestión para estar hoy día presente y por eso nos merecemos un gran aplauso por la capacidad de gestión de llegar a Lima; porque queremos que nuestros problemas y necesidades sean escuchados, queremos que nuestras propuestas se incorporen en las políticas públicas”.

Las participantes criticaron duramente los programas sociales impulsados por el gobierno del presidente Ollanta Humala, supuestamente dirigidos a reducir la pobreza y a lograr la “inclusión social”, señalando que están siendo usados políticamente y que algunos casos los requisitos excluyen a quienes deben recibirlos.

“El Programa Juntos [que otorga compensaciones económicas a personas en extrema pobreza] exige recibo de luz y agua de forma individual y en las comunidades muchas veces sólo se tiene recibo comunal. Este requisito perjudica a las personas más necesitadas, ya que no pueden ser parte del programa”, señalaron en la sesión plenaria.

Además, fue puesta en duda la lucha contra la desnutrición porque fomenta el consumo de productos transgénicos y no se promueve la seguridad alimentaria. Sobre la Ley de Derecho a la Consulta Previa a los Pueblos Indígenas u Originarios, que entró en vigencia en abril pasado, manifestaron que no se han respetado las propuestas ni las observaciones que hicieran las organizaciones indígenas a la ley.

La Agenda Nacional de las Mujeres Indígenas, aprobada en el congreso, incluye ocho temas: tierra y territorio, cambio climático, soberanía y seguridad alimentaria, participación política de las mujeres indígenas, salud indígena, educación indígena e intercultural, lucha contra la violencia hacia la mujer indígena, y economía solidaria y sostenible.

“Las mujeres indígenas andinas y amazónicas en el país aportamos cotidianamente a su desarrollo desde los diferentes espacios en los que actuamos. Sin embargo, somos el grupo poblacional que vive la mayor pobreza y discriminación cotidiana y estructural”, dice el documento. “Pese a las duras vivencias, las mujeres indígenas hemos iniciado un camino dirigido a organizarnos, fortalecernos y hacernos escuchar con nuestras propias voces para que se conozcan las propuestas que tenemos y nuestras exigencias de políticas públicas que respondan a nuestros intereses y demandas específicas”.

Afirma, además, que “el actual modelo de desarrollo, que se basa fundamentalmente sólo en el crecimiento económico, ha significado para los pueblos indígenas un deterioro de las condiciones de vida, la imposición de un modelo que no es acorde con nuestras formas de vida, ni con nuestra forma de entender la relación con la naturaleza, que para nosotras es la Madre Tierra, imponiendo una cosmovisión y formas de vida totalmente contrarias a nuestros planteamientos del Buen Vivir o Sumak Kawsay”.
—Noticias Aliadas.


Compartir
Noticias Relacionadas
Noticias Aliadas / Latinamerica Press
Información y análisis independientes de libre reproducción mencionando la fuente.
Contáctenos a: (511) 7213345
Dirección: Jr. Daniel Alcides Carrión 866, 2do. piso, Magdalena del Mar, Lima 17, Perú
Correo: webcoal@comunicacionesaliadas.org