Lunes, 19 de Agosto 2019
Sección de suscriptores(as) Identificación Contraseña
AMÉRICA LATINA / EL CARIBE
Hambre va cediendo
11/10/2012
Envíe un comentario Imprima el texto de esta página

Crecimiento económico incidió en reducción de la pobreza pero niveles de desigualdad en la región continúan entre los más altos del mundo.

América Latina y el Caribe es la región del mundo donde la reducción del hambre ha tenido los mayores avances en las últimas dos décadas, tanto en porcentaje como en número de personas que sufren hambre, afirmó la Organización de las Naciones Unidas para la Alimentación y la Agricultura (FAO).

Según el informe “Estado de la Inseguridad Alimentaria en el Mundo 2012”, publicado el 10 de octubre por la FAO conjuntamente con el Fondo Internacional de Desarrollo Agrícola (FIDA) y el Programa Mundial de Alimentos (PMA), en el periodo 1990-1992 el hambre afectaba a 65 millones de personas (14.6% de la población de la región), cifra que se ha reducido entre el 2010 al 2012 a 49 millones (8.3%). Brasil y Perú registraron los avances más significativos; cada uno disminuyó en 2 millones la cantidad de personas con hambre en el pasado trienio.

“En los últimos 20 años, América Latina y el Caribe es la región del mundo que más ha avanzado en la reducción del hambre, en términos de porcentaje y número de hambrientos, logrando importantes pasos hacia el cumplimiento de las Metas de la Cumbre Mundial de la Alimentación [1996] y el primer Objetivo de Desarrollo del Milenio [de reducir el hambre y la pobreza en 50% antes del 2015]”, señaló la FAO.

En la región también se ha registrado una disminución de la proporción de personas subnutridas (que padecen hambre en forma crónica) en los últimos 20 años, pasando del 6.5% al 5.6% según la FAO.

Sin embargo, el documento enfatizó que a pesar del crecimiento económico experimentado por la región durante la última década, que incidió en la reducción de la pobreza, los niveles de desigualdad continúan siendo mucho más elevados que en otras regiones del mundo.

“A medida que la inequidad crece, se estanca la lucha contra la pobreza y el hambre”, destacó el estudio. “En América Latina y el Caribe, debido a inequidades en la distribución de la tierra y la dominante posición de la agricultura mecanizada, la relación entre una mayor productividad agrícola y una mayor reducción de la pobreza es débil: los rendimientos agrícolas han crecido rápidamente, pero la pobreza rural ha cambiado poco”.

“El crecimiento agrícola sostenible es a menudo eficaz para llegar a los pobres, porque la mayoría de los pobres y  hambrientos vive en las zonas rurales y depende de la agricultura para una parte importante de sus medios de vida. Sin embargo, el crecimiento no necesariamente tendrá como resultado una mejor nutrición para todos”, agregó.
—Noticias Aliadas.


Compartir
Noticias Relacionadas
Noticias Aliadas / Latinamerica Press
Información y análisis independientes de libre reproducción mencionando la fuente.
Contáctenos a: (511) 7213345
Dirección: Jr. Daniel Alcides Carrión 866, 2do. piso, Magdalena del Mar, Lima 17, Perú
Correo: webcoal@comunicacionesaliadas.org