Martes, 11 de Agosto 2020
Sección de suscriptores(as) Identificación Contraseña
BRASIL
Comunidad quilombola da el ejemplo
José Pedro Martins
28/08/2012
Envíe un comentario Imprima el texto de esta página

Quilombolas avanzan en fortalecimiento de cultura afrodescendiente.

Todos los días a las 5:30 am, la comunidad quilombola de Alto Alegre, en el municipio de Horizonte del nororiental estado de Ceará, es despertada por la voz de Nego do Neco. Es el locutor de la radio comunitaria Raíces del Quilombo, que informa a los cerca de 800 habitantes acerca de temas generales, los derechos de cada uno y sobre los próximos eventos culturales promovidos por la Asociación de Remanentes de Quilombos de Alto Alegre y Adyacencias (ARQUA). La radio comunitaria es uno de los instrumentos que vienen consolidando el rescate de la cultura afrodescendiente en esta comunidad que se ha convertido en una referencia en Ceará.

La lucha de los pobladores de Alto Alegre por sus derechos históricos es un ejemplo de la trayectoria de las comunidades quilombolas en todo el país. Los quilombos eran las comunidades formadas por negros que huían de la esclavitud durante la colonia (1500-1822) y la monarquía (1822-1889) hasta fines del siglo XIX.

La Constitución de 1988, bautizada como Constitución Ciudadana, reconoció el derecho que las comunidades remanentes de quilombos tienen sobre sus tierras. La consagración oficial de esos derechos comienza con el reconocimiento otorgado por la gubernamental Fundación Cultural Palmares que ha registrado 3,524 quilombos en el país, aunque algunas fuentes indican que existirían más de 5,000 comunidades quilombolas en Brasil.

La comunidad de Alto Alegre fue reconocida definitivamente como área quilombola el 15 de febrero de este año por el Instituto Nacional de Colonización y Reforma Agraria (INCRA), siete años después que lo hiciera la Fundación Cultural Palmares. A partir del reconocimiento por el INCRA se llevará a cabo el proceso de regularización de las tierras.

“Después del reconocimiento, nos hemos hecho mucho más fuertes. Todos están orgullosos de su origen”, afirma Francisco Haroldo da Silva, presidente de la ARQUA. De hecho, la comunidad de Alto Alegre vive un periodo de gran efervescencia, con el apoyo de diversos organismos. La nueva sede de la asociación se inauguró en el 2011 con recursos del estatal Banco Nacional de Desarrollo Económico y Social (BNDES). Con la nueva sede, se reforzaron las acciones sociales, educativas y culturales en la comunidad, que contribuyen a avanzar en el rescate y afirmación de la identidad.


Mejora de la autoestima
La comunidad de Alto Alegre, como resultado de la lucha histórica de sus habitantes por sus derechos, se hace cada vez más un reflejo de la movilización de los afrodescendientes en el país. La preocupación por la educación, por el futuro de los niños, niñas y adolescentes, es uno de los ejes de esta movilización en Alto Alegre.

Uno de los proyectos en curso en la comunidad en el área educacional es la Hora del Juego. El proyecto es patrocinado por el Fondo Juntos por la Educación, formado por el Instituto Arcor Brasil y el Instituto C&A. Coordinado por el no gubernamental Instituto de la Infancia, la Hora del Juego utiliza varios juegos como herramienta de aprendizaje; lo lúdico como camino hacia la construcción del conocimiento. También son socias del proyecto la propia ARQUA y la Secretaría Municipal de Educación de Horizonte, por medio de la Escuela Municipal “Olimpio Nogueira Lopes”.

“Después de participar en el proyecto, los niños y niñas de la comunidad de Alto Alegre vieron muy fortalecida su autoestima. Son más desinhibidos, se expresan con mayor tranquilidad”, cuenta la profesora de Historia Cícera Erlandia da Silva, coordinadora de Programas y Proyectos Educacionales de la Secretaría Municipal. Para ilustrar esta afirmación, la profesora Da Silva señala que los niños y adolescentes de Alto Alegre han pasado a atender programas en la radio comunitaria Raíces del Quilombo y en la emisora de radio FM Horizonte. “En el diagnóstico inicial sobre la comunidad, se observó la dificultad de muchos jóvenes en asumir su propia identidad. Ahora, con el reconocimiento del quilombo y con los proyectos en la comunidad, como la Hora del Juego, percibimos un cambio muy positivo”, añade Da Silva.

Un icono del fortalecimiento de la identidad cultural local es la producción artesanal de la comunidad, especialmente de sus mujeres. Las muñecas negras, confeccionadas por las residentes, son uno de los principales productos. A fines de agosto, las muñecas fueron exhibidas de forma prominente en el Centro de Artesanía de Ceará (CEART), el principal espacio de exhibición y comercialización de productos artesanales del estado, ubicado en Fortaleza.

“Hoy me siento muy orgullosa de la comunidad, porque sé de nuestro valor”, dice Maria de Fátima da Silva, una de las participantes en el taller de confección de muñecas de la ARQUA.


Obstáculos para titulación
A pesar de todo el apoyo, en las áreas gubernamental, empresarial y de la sociedad civil, las comunidades quilombolas brasileñas siguen enfrentando barreras. Por ejemplo, en el 2004 el Partido del Frente Liberal (actualmente denominado Demócratas) dirigió a la Justicia una Acción Directa de Inconstitucionalidad (ADI) contra el decreto 4887/2003, que regula la titulación de las tierras quilombolas. La ADI comenzó a ser examinada en abril pasado por el Supremo Tribunal Federal (STF), pero el juicio fue suspendido ese mismo mes ante el pedido de la jueza suprema Rosa Weber para que la ADI sea nuevamente evaluada por los magistrados antes de una decisión del STF.

La Coordinación Nacional de Articulación de las Comunidades Negras Rurales Quilombolas lanzó una campaña nacional para defender los derechos de las quilombolas, previstos en la Constitución y regulados por el decreto 4887/2003. Entre otras organizaciones, la Conferencia Nacional de Obispos de Brasil (CNBB) y la Asociación Brasileña de Antropología (ABA) divulgaron mensajes en defensa del decreto.

“Los artículos 215 y 216 de la Constitución Federal aseguran a las quilombolas el derecho a preservar su propia cultura y su patrimonio inmaterial. La garantía constitucional del reconocimiento de sus territorios es, por tanto, fundamental para mantener esta trayectoria de resistencia. A esto se añade, además, que lo dispuesto en el artículo 68 del Acto de las Disposiciones Constitucionales Transitorias determina que corresponde al Estado garantizar la propiedad de los ocupantes de las tierras remanentes de los quilombos”, observa el documento de la CNBB.

Por su parte, la ABA destaca que “la decisión que deba adoptar el Pleno del STF tendrá serias implicaciones para la efectivización del precepto constitucional de valorización y respeto de los derechos culturales en Brasil y, como tal, requeriría una discusión más amplia sobre el tema, preferiblemente con la realización de audiencias públicas que, en casos recientes en el propio [Tribunal] Supremo, han demostrado ser herramienta fundamental para la maduración de las decisiones adoptadas por el máximo órgano de nuestro sistema judicial”.
—Noticias Aliadas.


Compartir

Taller de confección de muñecas negras fortalece identidad afrodescendiente en Ceará. (Foto: José Pedro Martins)
Noticias Aliadas / Latinamerica Press
Información y análisis independientes de libre reproducción mencionando la fuente.
Contáctenos a: (511) 7213345
Dirección: Jr. Daniel Alcides Carrión 866, 2do. piso, Magdalena del Mar, Lima 17, Perú
Correo: webcoal@comunicacionesaliadas.org